Padres y modelo

Los padres son los modelos a seguir por sus hijos. Les imitarán. De ahí la importancia de la coherencia y la actitud de vida correcta de sus progenitores.

La casa es un hogar, no una cárcel

El hogar debería ser un reflejo del cielo en la tierra. Amor, comunicación, comprensión, apoyo, ayuda… El lugar de la tierra donde más seguro y feliz se sienta cada uno de sus integrantes.

Madres castradoras

Las madres tienen una función especial en la crianza de los hijos. Sus cuerpos y mentes están diseñados para criar, pero deben tener en cuenta que pueden hacer mucho bien a sus hijos, o mucho daño. Hablamos de las madres castradoras.

El mito de la supermadre

Las madres también son seres humanos, y tienen sus límites. La paternidad no es solamente función de la madre, ambos deben ejercer sus funciones como padres, apoyándose y ayudándose uno al otro.

Padres: responsabilidades compartidas

Los padres necesitan compartir sus responsabilidades, en aras de una familia equilibrada y feliz. Y los hijos necesitan verlo, y aprender de ello para su futuro.

El derecho a ser niño

Los niños tienen derechos. El primero de ellos es que tienen derecho a ser niños, con todo lo que eso implica.

Hijos y disciplina II

Los hijos necesitan mucho amor, pero también disciplina. Si no se disciplinan correctamente sufrirán, y nos harán sufrir, después. Eso si, hay que entender correctamente el significado de la disciplina y cómo aplicarla correctamente.

Hijos y disciplina I

Los hijos necesitan mucho amor, pero también disciplina. Si no se disciplinan correctamente sufrirán, y nos harán sufrir, después. Eso si, hay que entender correctamente el significado de la disciplina y cómo aplicarla correctamente.

Paternidad responsable

La idea de que debemos tener todos los hijos que Dios nos mande no es bíblica, ni responsable. Debemos tener todos los hijos que podamos mantener, educar, etc.

El desafío de ser padres

La paternidad es una de las mayores responsabilidades que enfrentaremos en esta vida. Todo un desafío. Especialmente porque nuestros hijos nos imitarán. No retendrán tanto lo que decimos, como lo que hacemos.